martes, junio 08, 2004

En 1897, en La Habana, un soldado español en plena guerra de Cuba se fotografía en el estudio de Otero y Corominas para enviar a su familia un recuerdo. Retrato en formato cabinet (164 x 107)

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.